La Santa Transición.Vitoria 1976.

Otro de los puntos negros de nuestra siempre alabada transición.

Enero de 1976. Seis mil trabajadores iniciaban una huelga en contra del decreto de topes salariales y en defensa de mejores condiciones de trabajo. Dos meses después convocaban por tercera vez una huelga general que fue masivamente seguida el día 3 de marzo.

Ese mismo día la policía armada entró en la Iglesia San Francisco de Vitoria, en la que estaba previsto realizar una asamblea de trabajadores y, haciendo caso omiso de la decisión del párroco y del contenido del Concordato, conminó al desalojo.

Apenas unos segundos después disparaban gases lacrimógenos en un recinto cerrado y abarrotado de gente creando indignación y sobre todo pánico. Los que salieron por delante medio asfixiados y con pañuelos en la boca fueron apaleados por los flancos y a los del frente les dispararon con metralletas y pistolas.

Resultado: la muerte de 5 personas y 150 heridas de bala. No parece que fueran unos disparos al aire para persuadir a la multitud.


Historia de la Democracia de Victoria Prego. Parte I
Narración de los hechos

La transcripción de la gradación policial no tiene desperdicio

«­...Charlie a J-1. Al parecer en la iglesia de San Francisco es donde más gente hay. ¿Qué hacemos? ­Si hay gente ¡a por ellos! ­¡Vamos a por ellos!».

«­J-1 a Charlie. Charlie, a ver si necesitas ahí a J-2. ­Envíalo para aquí para que cubra la espalda de la iglesia. ­J-3 a J-1 Estamos en la iglesia. ¿Entramos o qué hacemos? Cambio».

«...­Entonces lo que te interesa es que los cojan por detrás. ­Exacto».

«­J-1 a J-2 Haga lo que le había dicho (acudir en ayuda de Charlie a Zaramaga). ­Si me marcho de aquí, se me van a escapar de la iglesia. ­Charlie a J-1. Oye, no interesa que se vayan de ahí, porque se nos escapan de la iglesia. ­...Mándennos refuerzos, si no, no hacemos nada; si no, nos marchamos de aquí si no, vamos a tener que emplear las armas de fuego. ­Vamos a ver, ya envío para allí un Charlie. Entonces el Charlie que está, J-2 y J-3, desalojen la iglesia como sea. Cambio. ­No podemos desalojar, porque entonces, entonces ¡Está repleta de tíos! Repleta de tíos. Entonces por las afueras tenemos rodeados de personal ¡Vamos a tener que emplear las armas! Cambio. ­Gasead la iglesia. Cambio. ­Interesa que vengan los Charlies, porque estamos rodeados de gente y al salir de la iglesia aquí va a ser un pataleo. Vamos a utilizar las armas. Seguro, además ¿eh? ­Charlie a J-1. ¿Ha llegado ya la orden de desalojo a la iglesia? ­Si, si la tiene J-3 y ya han procedido a desalojar porque tú no estabas allí. ­Muy bien, enterado. Y lástima que no estaba yo allí».

«Intento comunicar, pero nadie contesta. Deben estar en la iglesia peleándose como leones. ­¡J-3 para J-1! ¡J-3 para J-1! Manden fuerza para aquí. Ya hemos disparado más de dos mil tiros. ­¿Cómo está por ahí el asunto? ­Te puedes figurar, después de tirar más de mil tiros y romper la iglesia de San Francisco. Te puedes imaginar cómo está la calle y cómo está todo. ­¡Muchas gracias, eh! ¡Buen servicio! ­Dile a Salinas, que hemos contribuido a la paliza más grande de la historia. ­Aquí ha habido una masacre. Cambio. ­De acuerdo, de acuerdo. ­Pero de verdad una masacre».


Manuel Fraga, máximo responsable como Ministro del Interior de la época, no llegó a Vitoria hasta el Sábado. Como en los sucesos posteriores de Montejurra estaba "casualmente" fuera de España. Respalda la actuación de las Fuerzas del Orden, ofrece una rueda de prensa , visita a algunos heridos e invita a todos a aprender de la "dramática lección" de Vitoria.


Historia de la Democracia de Victoria Prego. Parte II
Los responsables políticos

¿Que ocurrió realmente? ¿Se trató de unas fuerzas policiales descontroladas y ultraderechistas sin ningún apoyo político? ¿O desde los mandos civiles se hizo la vista gorda a estas actuaciones?

Quizá la clave está en que durante esos meses se estaba redactando la Ley de Asociaciones políticas y construyendo lo que iba a ser la democracia española. Era una manera de acotar las expectativas. En una situación radicalizada mucha más gente apoyaría la reforma en lugar de la ruptura.

Por supuesto, ningún responsable político o policial fue procesado por estos hechos. Franco llevaba muerto 5 meses.

Enlaces Relacionados:
-La Santa Transición: San Fermines 78. Errores vs Crimenes

No hay comentarios: